Tratamiento con anillos intracorneales (o intraestromales)

¿Que son los Anillos intracorneales (o intraestromales)?

Los anillos intracorneales (o intraestromales) son segmentos semicirculares de material acrílico cuyo espesor y longitud son variables. Presentan una estructura transparente y muy delgada que impide que sean visibles a simple vista una vez que se implantan en la7s córnea/s.

Segmentos intracorneales (o Intraestromales)

El uso de estos anillos evita los trasplantes de córnea a los que se pueden ver abocadas las personas que padecen queratocono.

También resuelve los problemas astigmáticos de aquellos pacientes a los que por sus peculiaridades le resulta imposible emplear lentes de contacto.

Merced a estos anillos intracorneales se logra normalizar el estado de la córnea y convertir gran parte del astigmatismo irregular en astigmatismo regular o miopía. En consecuencia, el paciente va a poder progresar su visión con el uso de lentes e incluso permitir las lentillas cuyo empleo, hasta el instante de la introducción de las lentes intracorneales, era imposible.

Ojo con segmento de anillos intraestromales (o intracorneales)

¿De qué manera se implantan los anillos intracorneales?

La implantación de estos anillos requiere, primeramente, que el paciente se someta a una exploración preoperatoria. De esta forma, el cirujano va a poder determinar qué géneros de anillos precisa el paciente, además de cuál es la zona ocular más adecuada para su fijación precisa

De esta forma, va a ser precisa la realización de una topografía corneal y una pupilometría.

También se solicitarán exámenes generales de sangre y un electrocardiograma.

La cirugía se efectúa con anestesia tópica (gotas para los ojos) y tiene una duración aproximada de 15 minutos. Además, no requiere ingreso hospitalario.

La intervención requiere practicar en la córnea un canal que permitirá al cirujano introducir los segmentos intracorneales. La rigidez del anillo consigue aplanar en parte la córnea.

Implantación de los segmentos

Generalmente, al paciente se le recetan colirios de antibióticos y antinflamatorios que deberá aplicarse a lo largo de los primeros días.

Debemos remarcar que, aunque no corrigen de forma completa el problema visual, sí que acostumbran a progresar de forma ostensible la visión del paciente.

Tras la intervención, el paciente suele incorporarse a su vida diaria en solo unos días. Sin embargo, la visión del ojo operado puede oscilar. En verdad, va a ser preciso el transcurso tres a 6 meses a fin de que se estabilice y podamos ver cuál es la graduación definitiva.

Compartir en redes

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que podrían interesarte: