Cirugía Cross-Linking para Keratocono

Uno de los temas candentes en la oftalmología actual es el tratamiento del Keratocono, una ectasia corneal que en poco tiempo ha pasado de plantear un trasplante de córnea, con resultados “inciertos”, a un tratamiento versátil donde se busca no solo controlar la enfermedad sino prosperar la visión, hasta el punto de llegar a suprimir la necesidad de las lentes.

Actualmente disponemos de diferentes procedimientos que combinados que permiten resultados honestamente espectaculares. Uno de estos tratamientos es la cirugía de Cross-Linking (CXL), destinado a frenar la progresión de la enfermedad.

Recordemos que el Cross-Linking, data del año 1997, aunque no comenzó a emplearse de una forma estandarizada hasta el dos mil siete, siguiendo lo que se ha denominado el protocolo de Dresden, que consistía en eliminar el epitelio corneal (nueve mm de diámetro) , saturación del estroma corneal con una solución de riboflavina 0.1 por cien isotónica y dextrano al veinte por ciento , instilando 1 gota cada 2 minutos durante 30 minutos y tras comprobar en la lámpara de hendidura que se había logrado la saturación completa, se procedía a la irradiación con UVA a 5.4J/cm2 (3 mW / cm2 ), a lo largo de 30 minutos más. Con estos parámetros se buscaba endurecer la córnea para eludir la progresión del queratocono.

La indicación principal era el queratocono (ectasia primaria) o bien las ectasias secundarias a cirugía refractiva, especialmente las que aparecían tras el LASIK.

Cirugía cross linking

Para quién es la cirugía de cross-linking

Básicamente han aparecido nuevas indicaciones, la técnica se ha cambiado, se ha reducido el tiempo del tratamiento y para finalizar, tenemos más experiencia en la combinación del Cross-Linking con otros procedimientos.

Degeneración de la córnea

Hoy día se está utilizando la cirugía de Cross-Linking en el tratamiento de nosologías degenerativas de la córnea como la Queratopatía Bullosa, donde el edema corneal, normalmente secundario a un fallo endotelial, produce el acumulo de líquido bajo el epitelio, formando “bullas”, ampollas que distorsionan la visión y al romperse con el roce de los párpados, producen fuertes dolores. Con el Cross-Linking se genera un aumento de la rigidez de la córnea, las fibras colágenas del estroma forman puentes y se unen impidiendo el paso de líquido desde el endotelio al epitelio, evitando de este modo la capacitación de bullas.

Operación cross-linking

Infecciones corneales:
Otra indicación para la cirugía de cross linking que va ganando adeptos es el tratamiento de infecciones en la córnea, en especial aquellas que no responden bien a los tratamientos convencionales o, como en el caso de las acantomoebas, no hay un medicamento absolutamente eficiente. En estos casos se ha visto la eficiencia del Cross-linking para eliminar estos microrganismos.

Cirugía cross linking

Otras indicaciones
Otras indicaciones serían las úlceras corneales, modificación del tejido corneal en los trasplantes de córnea y, actualmente el tratamiento refractivo en la ortoqueratología. Tras modificar la estructura corneal con las lentillas que se usan en la ortoqueratología (durante la noche), el Cross-Linking intentaría que este efecto se mantuviera en el tiempo, que no fuera reversible a los pocos días, como ocurre actualmente. Las primeras experiencias semejan muy prometedoras aunque, en nuestra opinión, creemos que hay otros métodos refractivos más efectivos y más seguros.

Cirugía de cross-Linking para queratocono con problemas visuales:
Los pacientes que sufren un queratocono o bien una ectasia secundaria a LASIK, tienen un doble problema, primero, el proceso evolutivo de la deformación corneal y segundo, la mala calidad de la visión, que hace preciso la utilización de lentes o bien lentillas y que incluso así, no se consigue alcanzar una visión ”útil” en mucho casos.

Operación cross-linking

Por este motivo, se intenta combinar terapias para frenar la progresión de la enfermedad, en un caso así el Cross-Linking, con técnicas destinadas a mejorar la calidad visual, como los implantes de anillos corneales en el estroma, tratamiento láser refractivo PRK (o LASIK) o la implantación de una lente fáquica.

Compartir en redes

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que podrían interesarte: